El Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, aprobó fondos por USD $200,000 a favor del Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (PM) para el proyecto de cooperación técnica “Fortalecimiento de la cadena de valor del cacao fino de aroma, con el fin de facilitar el desarrollo de capacidades para la producción agroforestal sostenible en el Corredor Biológico Mesoamérica (CBM)”.
Esta propuesta será ejecutada por la Dirección Ejecutiva del PM y además cuenta con el apoyo técnico de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) de México, institución que también apoyará con los fondos de contrapartida por un monto de USD $50,000.
El objetivo de este proyecto es fortalecer la cadena de valor de la producción agroforestal de cacao fino de aroma en áreas, paisajes y zonas de conectividad que conforman el Corredor Biológico Mesoamericano.
Este proyecto toma en cuenta las iniciativas actuales de los países PM, se articula a las experiencias y avances realizados por otras iniciativas de cooperación y coincide con la Iniciativa Latinoamericana del Cacao que la CAF ha iniciado este año.
Las actividades que se han planificado son de suma relevancia para los países y complementan los esfuerzos de los diferentes gobiernos en materia ambiental: la construcción de una plataforma de información territorial del sistema productivo sostenible de cacao, el desarrollo de un estudio comparado de casos de producción sostenible de cacao fino de aroma en Mesoamérica, la realización de actividades para el desarrollo de capacidades para la producción sostenible de cacao, y un taller y rueda de negocios con miras a la producción sostenible de cacao en Mesoamérica.
Esta iniciativa conjunta responde a la priorización de los Ministros de Medio Ambiente de Mesoamérica. En mayo de 2013, los Ministros de la Estrategia Mesoamericana de Sustentabilidad Ambiental (EMSA) suscribieron el Plan Director CBM-2020, con el fin de asegurar un marco de planificación para diversos esfuerzos de gestión territorial en las zonas del Corredor Biológico Mesoamericano. El Plan Director del Corredor Biológico incluye el impulso a la productividad y competitividad sostenible de la producción rural.
Por su parte, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) formuló la Iniciativa Latinoamericana del Cacao (ILC), con el objetivo de promover el desarrollo del cacao como actividad económica sostenible y elemento integrador de los pueblos en la región. Esta Iniciativa comenzó su implementación en enero de 2016 y tendrá una duración de cuatro años, hasta el 2020.
Así, sabedores de que el cacao fino de aroma puede proyectarse aún más en el mercado internacional si supera las restricciones del sistema productivo actual, la CAF, la Dirección Ejecutiva, AMEXCID y CONABIO proponen dar respuesta a la necesidad de capacitación y abrir canales de acceso e intercambio de información y conocimiento, tanto de aspectos técnicos de la producción como referentes al mercado, además de la agregación de valor y procesos de c