La República de Panamá auspició en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, el foro “Financiación de la agenda 2030, cooperación fiscal y transparencia: una hazaña de equilibrio para países en desarrollo”, que presidido por la Vicepresidenta y Canciller de la República, Isabel de Saint Malo de Alvarado, puso sobre la mesa la importancia de los incentivos fiscales para el financiamiento de la agenda de desarrollo.

Delegados de más de 30 países fueron participes de las intervenciones de la Vicepresidenta panameña, el Ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia, y los miembros del panel moderado por la Representante Permanente de Panamá ante la ONU, Laura Flores: la Subsecretaria General de ONU, Amina J. Mohammed, el Director del Centro de Políticas Fiscales y Administración de la OCDE, Pascal Saint-Amans; y el Jefe de la División de Desarrollo Económico de CEPAL, Daniel Titelman.

La Canciller de Panamá hizo hincapié en la necesidad de buscar un equilibrio entre transparencia fiscal y las políticas de atracción de inversión extranjera directa, una herramienta válida y necesaria para cautivar los recursos que generan riqueza, empleo y, por ende, el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Así como Panamá adoptó con gran compromiso la nueva Agenda de desarrollo, el país tiene el compromiso y responsabilidad de los recursos para ejecutar estos programas”, agregó de Saint Malo de Alvarado.

Daniel Titelman, de la CEPAL, resaltó que financiar la agenda para el desarrollo debe ser una prioridad y destacó que se deben diseñar planes más específicos para la aplicación de los incentivos fiscales, de tal manera que sean más eficientes y estén directamente ligados a los beneficios de la inversión extranjera directa.

Por su parte, Pascal Saint-Amans de la OCDE reconoció que algunas inversiones no se darían sin la existencia de incentivos fiscales, particularmente en temas como investigación y desarrollo de ciencia y tecnología.  Asimismo, resaltó la importancia de reconciliar la transparencia, la agenda de cooperación y la soberanía fiscal.

Por último, la Subsecretaria General de lasNaciones Unidas, Amina J. Mohammed resaltó la importancia de la incluir de alternativas para financiar el desarrollo y promover la inversión extranjera, que tengan en cuenta los diferentes desafíos que tiene cada país.

El modelo económico de Panamá consta de una diversidad de sectores, cuyo desarrollo ha sido impulsado gracias al establecimiento de incentivos fiscales con sustancia, por lo que la República de Panamá mantendrá en la agenda internacional las discusione