• Más de 450 personas fueron testigos de la rendición de cuenta de la delegación panameña que participó en la COP21 donde Panamá, como líder de los países con bosques tropical, logró que en el acuerdo final se incluyera la importancia de los bosques.  
  • Para que Panamá aporte a la reducción de las emisiones se requiere un trabajo mancomunado entre el gobierno, empresa privada y sociedad civil, es un compromiso país.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Ambiente (MIAMBIENTE) lideraron la mañana del jueves 17 el acto de presentación de resultados de la delegación panameña durante la XXI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), que se realizó en París, Francia, del 30 de noviembre al 12 de diciembre pasado.

La ministra de Ambiente, Mirei Endara, expresó que hemos alcanzado un acuerdo definitivo, universal e incluyente que logrará cambios positivos para un desarrollo mejor para las futuras generaciones. “En el documento, en general, todas las partes se comprometieron en algo. Tenemos un buen acuerdo que marca la ruta para tomar mejores acciones a futuro”, expresó.

La titular de la cartera ambiental reseñó que por primera vez, los bosques tropicales son incluidos en un acuerdo internacional de cambio climático. “El artículo 5, el cual está dedicado, exclusivamente, a reconocer como instrumento de mitigación la reducción de la deforestación y degradación de nuestros bosques, es el aporte directo de la delegación panameña al Acuerdo de París”, sentenció.

Continúo explicando que Panamá, en su calidad de presidente de la Alianza de Países con Bosques Tropicales logró el objetivo de que el texto final de la COP21 se incluyera la importancia de los bosques. “Un logro importante para países como el nuestro con bosques tropical que ahora jugarán un rol más importante y nos permitirá captar financiamiento para el desarrollo de proyectos de cambio climático”.  La ministra Endara, agregó también que Panamá tiene identificado 10 NAMAs (Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas, NAMAs, por sus siglas en inglés) para sectores estratégicos del país, incluyendo el de movilidad urbana que ya fue iniciado con el Metro de Panamá y que se presentó en París con buenos resultados.

La ministra de Ambiente detalló que ahora se cuenta con un mecanismo para implementar el mecanismo REDD +, utilizando las metodologías y lineamientos ya aprobados en el seno de esta Convención, que permite la participación de todos los actores Estatales y el sector privado, al servicio de las comunidades, cuyo bienestar depende de los bienes y servicios que les brindan los bosques tropicales, dinamizando así las economías rurales en los países en desarrollo.

“Ahora nos toca poner en acción lo planteado por el acuerdo y es un documento que por todos lados se identifica como un comienzo y, no es realizable solo con aportes de gobierno, sino que hay que hacerlo en conjunto con la sociedad civil y el sector privado, así que los invitamos a sumarse para hacerlo una realidad”, expresó la Ministra.

Por su parte, la viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Luisa Navarro, afirmó que este acuerdo “constituye un acontecimiento de suma importancia mundial, que tendrá una gran incidencia en el futuro de nuestros países y de la humanidad entera”.</