La Conferencia  sobre violencia armada y poblaciones vulnerables: Mejorando el control de armas y la prevención de la violencia en América Centrales, organizada por la Fundación Arias para la Paz, el Ministerio de Seguridad Pública con la colaboración del Ministerio de Relaciones Exteriores, reúne en esta capital a delegados de México, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

En representación de la Cancillería,  el  Director General de Organismos y Conferencias Internacionales, Max José  López Cornejo  señaló que la República de Panamá  es parte de la convención multilateral, regional y subregional en materia de armas de fuego, el Tratado de Comercio de Armas, las Declaraciones de Ginebra y Guatemala sobre Violencia Armada; y en aras de preservar la paz y la seguridad nacional e internacional apoya toda iniciativa para prevenir y combatir el tráfico ilícito de armas de fuego, en especial las armas pequeñas y ligeras, sus piezas y componentes, municiones y materiales relacionados.

Además, destacó que la proliferación de las armas pequeñas en América Latina se caracteriza, por lo general, por su asociación con la violencia urbana, el crimen común y organizado, el narcotráfico y el fenómeno de las pandillas juveniles, que está alcanzando niveles alarmantes de violencia, y que constituye uno de los principales obstáculos para el desarrollo humano, el bienestar de las personas y comunidades; y mencionó los programas de prevención que se desarrollan en Panamá como el de  Canje de armas por comida y medicina y el de Barrios Seguros.

Por su parte, el licenciado Luis Zegarro, Director Institucional en Asuntos de Seguridad Pública del Ministerio de Seguridad Pública, destacó que existen factores en común que influyen en el incremento de la violencia armada, que deteriora el entorno familiar, pobreza, desempleo entre otros aspectos, mientras  Ana Yancy Espinosa de la Fundación Ari