El Gobierno de la República de Panamá lanzó hoy, el programa regional “Mesoamérica sin Hambre”, dirigido a erradicar este flagelo antes del año 2025.
El programa buscará mejorar la agricultura familiar y la seguridad alimentaria y nutricional, mediante un plan quinquenal que se lleva a cabo en paralelo con la región mesoamericana.
Las líneas de trabajo del componente panameño de “Mesoamérica sin Hambre”, se enfocan en los agricultores familiares de pequeña escala, con especial énfasis en las provincias centrales y las comarcas, buscando que el desarrollo se de en el marco de su entorno social y productivo.
“Nuestro objetivo es poner las riquezas del país al servicio de todos los panameños con justicia social y equidad, con el propósito de mejorar la calidad de vida y que el Panamá que crece, crezca con prosperidad para todos”, expresó la Viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Luisa Navarro. “Esto solo será posible trabajando de la mano con la región para vincular fortalezas y aprovechar las capacidades diferenciadas entre los países para una cooperación más eficaz”, agregó Navarro
La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) es la entidad financiadora del programa, mientras que la ejecución está a cargo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en coordinación con las autoridades de los países de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala, México y Panamá.
En representación de la AMEXID, el Embajador de México en Panamá, José Ignacio Piña Rojas, recalcó durante el acto de lanzamiento que “México busca ser un actor global del desarrollo humano y, junto a otras iniciativas, “Mesoamérica sin Hambre” se enfoca en garantizar la seguridad alimentaria mediante la vinculación de fortalezas y aprovechamiento de las capacidades diferenciadas entre los países para una cooperación más eficaz, y servirá para reforzar el cumplimiento de la meta de erradicar el hambre en toda la región antes del año 2025”.
En Panamá, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) trabajará en conjunto con la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SENAPAN) y otras instituciones del Estado ligadas a la equidad de género, pueblos indígenas y aspectos sociales, para afrontar la problemática de manera integral.
El Ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango, señaló que “la puesta en marcha de esta iniciativa pone de manifiesto nuestro interés como gobierno y el trabajo en equipo que llevamos adelante, a fin de lograr la seguridad alimentaria nacional, especialmente para los grupos más vulnerables, a través de la mejora de la agricultura familiar, de manera sostenible”.
El Coordinador de FAO para Mesoamérica y Panamá, Ignacio Rivera, reconoció que “en Panamá, hay un esfuerzo continuado del Gobierno, de las instituciones y del conjunto de la sociedad para reducir y erradicar el hambre, donde agencias como FAO y AMEXCID apoyan a los Estados en este propósito”.
Rivera señaló que, a pesar del importante avance que se registra en Panamá, donde el nivel de desnutrici