Este miércoles 20 de febrero, en Boquete, se celebró el II Encuentro Binacional entre Panamá y Costa Rica, liderado por sus Presidentes Juan Carlos Varela Rodriguez y Carlos Alvarado Quesada, respectivamente.

Ambos mandatarios ratificaron el interés de consolidar una “Política Bilateral”, una estrategia con visión compartida de los dos Estados con acciones definidas que permitan fortalecer la relación entre ambos países y entablar una agenda que trascienda administraciones guberna-mentales, beneficiando así el resultado de los planes acordados, especialmente en materia de seguridad, turismo y comercio.

Tras un breve diálogo privado, en el que acompañaron la Vicepresidenta y Canciller panameña, Isabel de Saint Malo de Alvarado, el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto costarricense, Manuel Ventura Robles y Ministros de Estado, tuvo lugar la sesión de trabajo enfocada en se-guridad, donde se reconocieron los positivos resultados del primer Encuentro realizado en Bo-quete en el 2016, y se lograron acuerdos en materia de Seguridad Pública, Aduana y Mi-gración.

Panamá y Costa Rica reactivarán la Comisión Binacional de Seguridad Fronteriza, a través del cual se formalizarán las operaciones conjuntas binacionales, incluyendo el intercambio de información en tiempo real. Asimismo, se confirmó el inicio de operaciones del Centro de Coordinación Policial Binacional en Paso Canoas, previsto para mayo, que cuenta con la asistencia y cooperación del Programa de Cooperación de la Unión Europea contra la Delin-cuencia Trasnacional Organizada EL PACTO, proyecto implementado en tiempo récord por Panamá y Costa Rica, convirtiéndolos en un referente en América Latina.

El Presidente Alvarado Quesada expresó su reconocimiento al programa de formación y capacitación ofrecido por Panamá para la profesionalización de las unidades policiales cos-tarricenses, en competencias del SENAFRONT y el SENAN, así como el programa de capaci-tación de la Policía Nacional. Se plasmó, además, la posibilidad de realizar un programa de asesoría y capacitación especializada sobre la exitosa experiencia de Panamá en la organiza-ción y funcionamiento de los centros C2 y C5.

En base al reciente incremento del flujo de migrantes cubanos y haitianos, los presidentes acordaron reforzar el programa binacional Flujo Controlado, que tomando en cuenta los intereses nacionales, garantice la atención humanitaria al migrante, impida el tráfico de personas y fortalezca la lucha contra el narcotráfico. Así, los estamentos de seguridad vinculados a este programa se reunirán para asegurar una atención integral de la situación.

Una segunda sesión enfocada en el comercio bilateral, permitió definir una serie de acciones para potenciar la actividad entre ambos países. En este sentido, los Ministros de Comercio y de Desarrollo Agropecua