La integración de Centroamérica es un paso importante para garantizar el crecimiento dentro de los países de la región y dotar de mejores días a sus residentes, dijo el presidente Juan Carlos Varela durante su participación en la XLVII Reunión del Sistema Integrado de Centroamérica (SICA).

El Mandatario panameño acompañado de la Vicepresidenta y Canciller Isabel de Saint Malo de Alvarado resaltó la importancia que tiene para las naciones centroamericanas el intercambio de información en materia de seguridad, para de estar forma combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

“Debemos fortalecer la comunicación en el área de seguridad, la salud e integración económica que sin duda trae bienestar a los pueblos”, precisó Varela, al señalar que con estos intercambios se pueden bajar los índices de inseguridad y enfrentar temas de seguridad pública. Destacó la importancia de construir estructuras de confianza en la región que permitan un combate frontal contra los delitos, los cuales se pueden lograr a través de capacitaciones, compartir experiencias y logros que han experimentado cada una de las naciones en este aspecto. Puso como ejemplo la experiencia de programas como Barrio Seguro, Techos de Esperanza y otros que se han ejecutado en Panamá y han dado mejores días a la población.

Varela aclaró que Centroamérica es una región de paz que vive en democracia, pero se debe lograr que “esa democracia sea funcional llevando a los más de 50 millones de habitantes de la región la solución a sus problemas y necesidades”.

Destacó que es importante que el SICA impulse aquellos proyectos de educación, sanidad básica, transporte y mejoras en los sistemas de salud para toda la población al poner como ejemplo la lucha frontal que se dio en el caso del ZIKA, donde a través de la unidad se pudo contrarrestar.

Durante su presencia en la XLVII Cumbre del SICA, el presidente Varela estuvo acompañado además de la viceministra de Asuntos Multilaterales y de Cooperación, María Luisa Navarro; el viceministro de Seguridad, Jonattan Del Rosario y la embajadora de Panamá en Honduras, Betzaida Guerrero. Durante esta Cumbre, Nicaragua recibió el traspaso para la Presidencia Pro Tempore del SICA por los próximos seis meses. Además, Costa Rica confirmó su reingreso al organismo.