El presidente de la República Juan Carlos Varela lamentó esta noche la muerte del ex Primer Vicepresidente y dirigente político Ricardo Arias Calderón, “panameño excepcional y pilar de la recuperación democrática de Panamá”.

“El doctor Arias Calderón dedicó su vida a servir a los demás con integridad, valentía y una profunda convicción democrática; fue sin lugar a dudas un pilar de la recuperación democrática de Panamá”, indicó.

“Arias Calderón dio voz a miles de panameños en momentos sumamente complejos del país”, recordó.

A los panameños, agregó el Presidente, nos queda el ejemplo invaluable de un panameño excepcional que hizo sacrificios por el país cada vez que las circunstancias se lo exigieron.

Por sus aportes a Panamá y ejemplo de vida, el 23 de junio de 2015 el Presidente Varela condecoró a Arias Calderón con la Orden Manuel Amador Guerrero en el Grado Gran Cruz.

Legado

Ricardo Arias Calderón  nació en Panamá el 4 de mayo de 1933. Después de concluir la licenciatura de Humanidades en la Universidad de Yale y la Licenciatura de Filosofía en la Universidad de París, obtuvo el grado de Doctor en Filosofía en la Escuela de Altos Estudios Prácticos de La Sorbona.

Académico de profesión como catedrático universitario y conferencista invitado en universidades y otros centros académicos en América Latina, Estados Unidos y Europa; también Decano de Humanidades y Vicepresidente Académico de la Universidad Internacional de Florida.

Su vocación y compromiso como humanista cristiano la ha canalizado en la acción política demócrata cristiana. Ha sido presidente del Partido Demócrata Cristiano de Panamá, presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), vicepresidente (1989-1995) y presidente (1995-1998 y nuevamente en 1999) de la Internacional Demócrata Cristiana.

Entre 1968 y 1989 se destacó como uno de los principales líderes de la oposición civilista, siendo candidato vicepresidencial de la Alianza Democrática de Oposición Civilista, coalición que ganó las elecciones generales de mayo de 1989. En razón de su lucha por la democracia panameña fue excluido de la Universidad de Panamá, encarcelado varias veces, expulsado del país y en diversas ocasiones se atentó contra su vida.

En el ejercicio de la función pública (1989-1992) fue Primer Vicepresidente de Panamá (1989-1992) y Ministro de Gobierno y Justicia (1989-91). En su calidad de ministro de Gobierno y Justicia asumió la tarea de desmilitarizar la seguridad de Panamá y promover la reforma constitucional que consagró este hecho.

Fue columnista del diario La Prensa. Desde junio de 1994 es columnista dominical del diario El Panamá América. Ha recogido parte de sus escr