La Vicepresidenta y Canciller de la República, Isabel de Saint Malo de Alvarado recibió hoy al representante de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Juan Pablo Bohoslavsky, experto independiente sobre las consecuencias de la deuda externa y las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados, para el pleno goce de todos los derechos humanos.

Se trata del primer encuentro de Bohoslavsky en el marco de su visita oficial en Panamá, donde cuenta con “programa comprensivo”, según calificó el propio experto.

La Vicepresidenta manifestó que es muy oportuno visibilizar el rol de los derechos humanos en este debate global, particularmente ante los esfuerzos internacionales para lograr mayor transparencia y cooperación fiscal.  Al respecto, compartió que Panamá participa proactivamente de lucha contra la evasión fiscal, y está poniendo sobre la mesa un enfoque más inclusivo, que pretende evitar que los estándares afecten negativamente la capacidad de los países en desarrollo y de renta media para cumplir con su Agenda 2030.

Bohoslavsky, cuyo mandato examina sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales, reconoció los esfuerzos que ha hecho Panamá en el último año y coincidió en que cualquier país que atraviesa reformas institucionales y a nivel regulatorio, tiene un compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  En este sentido, se interesó sobre como Panamá ha conjugado su agenda de gobierno con los ODS, los cuales el país ha adoptado como normativa nacional.

El experto de Naciones Unidas aseguró que la estrategia de sus visitas oficiales es reflejar una mirada global y holística de la problemática y se mostró complacido de que se haya materializado un programa sin restricciones de ninguna índole, que incluye encuentros con todos los actores pertinentes del Gobierno, sector privado y sociedad civil.

Sobre la visita

Juan Pablo Bohoslavsky es experto Independiente  del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre las  consecuencias de la deuda externa y las obligaciones financieras internacionales del Estado y el pleno disfrute de todos los derechos humanos, en particular los derechos económicos, sociales y culturales.

Su visita a Panamá se centra en las políticas y esfuerzos adoptados a nivel nacional e internacional, con el fin de controlar las corrientes financieras ilícitas, el abuso impositivo y su impacto en el disfrute de los derechos humanos, tanto dentro como fuera del territorio nacional.

Durante su estadía en el país del 2 al 10 de mayo, también analizará el impacto del crecimiento económico basado en el sector financiero y la inversión sobre los derechos económicos, sociales y culturales, así como de los proy