El compromiso del Presidente Juan Carlos Varela con la institucionalidad democrática y el Estado de Derecho, responde a una convicción de valores, y también a su compromiso de alcanzar prosperidad con equidad, dijo la Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores, Isabel de Saint Malo de Alvarado, ante la II Cumbre Empresarial de Las Américas.

“En democracia y con respeto al Estado de Derecho, las políticas públicas tienen más capacidad de responder a intereses generales de la sociedad y no a intereses particulares de unos pocos. Esta es la convicción más fuerte de nuestro gobierno: la democracia como exigencia moral del espíritu humano, y la democracia como condición técnica para la prosperidad con equidad”, indicó.

La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores resaltó la relevancia histórica de la VII Cumbre de las Américas en relanzamiento de las relaciones hemisféricas, y la política exterior, bajo el liderazgo del Presidente Juan Carlos Varela, que busca promover el dialogo como la herramienta más eficaz para el entendimiento.

También destacó que en la agenda del evento se recogen las diferentes dimensiones desde las cuales las empresas pueden aportar al gran objetivo que nos moviliza: “Prosperidad con equidad”, con temas como el potencial alimentario del hemisferio, la integración financiera y la necesidad de movilización de recursos, al papel cada vez más crítico de la educación en una sociedad del conocimiento, en la cual la ciencia y la innovación complementan la dotación de recursos naturales, tan abundantes en nuestro continente, hasta el potencial energético de nuestros países y la remoción de barreras a la equidad de género.

La Vicepresidenta y Canciller invitó a los empresarios a reflexionar sobre el hecho, históricamente comprobado, de que hay diferentes modalidades de articulación entre el Estado y el mercado. “Nuestro país ha optado, porque consideramos es la más eficiente, entre el Estado organizado en torno a un régimen democrático, fundado en un Estado de Derecho, y por tanto con autonomía en relación a los intereses particulares de una empresa o un grupo, y así capaz de responder a intereses generales de la sociedad.

En este contexto, los incentivos de las políticas públicas permiten que el mercado funcione con mayor eficiencia”, explicó. Además, señaló que caben diferentes formas de articulación entre Estado y mercado, a partir del principio de que las políticas públicas deben atender a intereses generales, y el mercado a mayor eficiencia. Bienestar social y eficiencia empresarial, son compatibles, precisó.

La Vicepresidenta y Canciller también emitióconsideraciones sobre la diversidad política del continente e indicó que mientras se conserve en un marco de tolerancia, de respeto al derecho internacional y a sus propios ciudadanos, no debe ser impedimento para la cooperación entre países y para la diversificación geográfica de las inversiones empresariales.

También se refirió a la relevancia del valor económico de la proximidad geográfica y la conectividad , las corrientes de migración ente, la tolerancia cultural, como un gigantesco activo económico, la contribuc