La Vicepresidenta y Canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado, entregó  la llave de la restaurada Catedral  Basílica Santa María la Antigua de Panamá al Arzobispo de Panamá, Monseñor, José Domingo Ulloa.

El Gobierno de la República de Panamá se siente orgulloso de haber contribuido a esta obra, que forma parte  del  proyecto de restauración del Casco Antiguo.  Los panameños  merecemos tener nuestra Catedral restaurada,  como testimonio de la memoria histórica nacional,    acotó la Vicepresidenta y Canciller.

Este templo ha sido un testigo silencioso de los eventos que marcaron la historia panameña, como la independencia de España de 1821 y la separación de Colombia en 1903. “Recibimos la restauración con mucha emoción», manifestó el arzobispo José Domingo Ulloa.

En la ceremonia también se realizó la bendición de  las campanas de la Catedral, una de ellas dedicada al Papa Francisco y otra a la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019.

La Catedral ubicada en el Casco Antiguo abrió  sus puertas por un día, para que panameños y extranjeros puedan apreciar los trabajos de restauración realizados en la estructura de este monumento  parte del Patrimonio Histórico de la Humanidad.

La restauración incluyó la intervención integral del templo, con  un nuevo repello, el ornato arquitectónico de la portada principal , el campanario de las dos torres, colocación de un nuevo coro, cambio de baldosas y cableado eléctrico, restauración del altar y el techo, instalación de acondicionadores de aire, un elevador en la torre norte, para el acceso más rápido y directo al coro y el campanario, nuevo sistema de sonido e iluminación, y de  transmisión de eventos por televisión, radio e internet.

La Catedral  Basílica Santa María la Antigua de Panamá reabrirá en enero proximo  cuando será consgrado en el marco de la Jornada Mundial de Juventud Panamá 2019.