Me complace presentar formalmente el Decreto Ejecutivo que crea la Comisión Nacional Permanente de Derechos Humanos. Esta Comisión velará por el cumplimiento y seguimiento de los compromisos adquiridos por la República de Panamá en el ámbito nacional e internacional en la materia, y permitirá renovar el compromiso de nuestro Estado de respetar, promover y proteger los derechos humanos. Después de 108 años como Estado Independiente, Panamá sigue avanzando en el desarrollo de su democracia, una en que la dignidad del ser humano es una meta concreta que solo podrá alcanzarse reforzando aquellas áreas que consolidan la paz que hoy es amenazada por la pobreza, la marginalidad, la inequidad, la criminalidad y las diversas formas de violencia. En las últimas décadas, el tema de los derechos humanos ha tenido un auge en todas las sociedades del globo y la administración del Excelentísimo Señor Presidente Ricardo Martinelli Berrocal ordenó una revisión detallada de la situación del país frente a los compromisos sobre derechos humanos en el marco regional e internacional. Necesitamos seguir avanzando y reconociendo el eje transversal de los derechos humanos en los trabajos de todas las instituciones nacionales. El artículo 4 de nuestra Constitución dispone que Panamá acata las normas del derecho internacional. Por ello, somos signatarios de veintisiete instrumentos universales de derechos humanos y materias conexas, así como tratados y convenios en el marco regional. La República de Panamá, a través del Gobierno Nacional, tiene un compromiso serio con la promoción y protección de los Derechos Humanos. Hemos iniciado la preparación y presentación de los informes periódicos, algunos pendientes por más de una década, ante los Órganos de Vigilancia de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos. Igualmente, hemos dado estricto cumplimiento a los fallos de la Corte Interamericana y seguido las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En febrero del 2010, Panamá sustentó ante el Comité de Vigilancia de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer su cuarto, quinto, sexto y séptimo informe consolidado, el cual tenía un atraso de 12 años. Consecutivamente, en marzo de 2010, sustentamos ante el Comité de Vigilancia de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial los informes consolidados del decimoquinto al vigésimo. Posteriormente, en septiembre de 2011, el Gobierno Nacional sustentó el informe de país sobre la aplicación de la Convención de los Derechos del Niño, también atrasado. Hemos atendido con responsabilidad las diversas invitaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a presentarnos a sus Audiencias Temáticas en diferentes áreas, enviando delegaciones de carácter multidisciplinario de las diversas instituciones estatales y presididas por Ministros y Viceministros de Estado, dando muestra de la importancia de esta materia para Panamá. Hemos suscrito y ratificado recientemente el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros