En ocasión del Saludo Protocolar al Cuerpo Diplomático Acreditado en Panamá Salón Bolívar, Palacio Bolívar 6 de Febrero, 2014 Su Excelencia Mayra Arosemena de Theodorou Vicecanciller de la República, Su Excelencia Patricia Arias Cerjack Secretaria General de la Cancillería Sus Excelencias, Señoras y Señores Jefes de Misiones Diplomáticas acreditados ante el Gobierno de la República de Panamá Honorables Señoras y Señores Jefes y Representantes de Organismos Internacionales acreditados ante el Gobierno de la República de Panamá Honorables Señoras y Señores Directores Generales de la Cancillería de la República Quisiera, con mis primeras palabras, agradecerles su presencia aquí, hoy, en ocasión de este Saludo Protocolar, tradicional acto en esta Institución y que es consecuencia de mi designación, como Ministro de Relaciones Exteriores, por parte del Excelentísimo Señor Presidente de la República, quien tuvo a bien confiarme estas responsabilidades oficiales, desde el pasado lunes, 3 de Febrero, y que recibí con humildad personal y un alto sentido del deber.

Al asumir la Cancillería de la República, a cinco meses de culminar la administración del Excelentísimo Señor Presidente, Ricardo Martinelli Berrocal, soy plenamente consciente que, como Canciller, debo coadyuvar a que “la nave” de la política exterior del país llegue a “puerto seguro”, tal y como siempre ha sido el deseo del Señor Presidente, para que, habiéndose cumplido esta etapa, la próxima administración tome el mando de esa nave con confianza. En este sentido, me siento afortunado al saber que contaré con la experiencia y “buen saber hacer” de mi Vicecanciller, y amiga, Mayra Arosemena, profesional de gran valía, y a la que, en este momento, y frente a ustedes, quisiera hacer un reconocimiento público por el gran trabajo que ha venido desarrollando en este Ministerio, sin desfallecer un instante, aún cuando ha tenido que lidiar con circunstancias, a veces complicadas, en algunos momentos.

Con el valioso consejo de la Viceministra y un equipo de colaboradores directos que he querido que sea eminentemente técnico y con experiencia profesional probada, tanto en esta institución como en otras, así como en el sector privado; procuraré que los objetivos y propuestas desarrollados, en materia internacional, a lo largo de estos cinco años de gobierno, hayan sido atendidos, al máximo de nuestras capacidades, sin olvidar nunca que, para lograrlo, Panamá debe continuar cultivando relaciones y lazos de amistad, cooperación e intercambio con todos los actores de la comunidad internacional, basadas en el respeto y la tolerancia a las ideas y modelos políticos y económicos, sin imposiciones, ni actitudes unilaterales por parte de nadie sobre nadie.

El Señor Presidente de la República, en diversas ocasiones y en diversas formas, ha señalado que su visión de Panamá es la de un país, que aunque pequeño, está llamado a jugar un papel singular, en el seno de la comunidad internacional en este siglo XXI, para el cual se prepara, entre otras cosas, gracias no sólo a su sostenido crecimiento económico y comercial, cuyos réditos se han venido invirtiendo en valiosos activos para la Nación; si no también, a una rica tradición diplomática como “nación amiga de todos y al servicio de todos”, nunca mejor expresada que en la persona del Dr. Ricardo J. Alfaro, conciliador por excelencia, que siempre abogó por la solución pacífica de las controversias y el no uso de la fuerza, o la coacción, en las relaciones internacionales, y por el desarrollo y consolidación del sistema multilateral de las Naciones Unidas, y al que debo recordar esta administración, más que ninguna otra, ha demostrado un compromiso