El presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela en compañia de la vicepresidenta y canciller Isabel de Saint Malo de Alvarado reiteró este viernes el compromiso de su administración de poner en marcha obras con transparencia, visión de Estado y criterio social, para transformar la vida de la gente de manera trascendental y fortalecer la democracia.

El Mandatario, que presentó el informe de sus dos primeros años de gestión en la Asamblea Nacional,  manifestó que, incluso, su gobierno culminará las obras heredadas, a pesar de sus dificultades. “La construcción de todos los hospitales y del Centro de Convenciones se han reactivado. Hemos iniciado obras por 8 mil millones de dólares y reactivado proyectos por más de mil millones”, expresó.

Afirmó que no fue fácil poner la casa en orden, pero se ha logrado, ya que las finanzas del Estado están sólidas y se sentaron las bases para mantener el crecimiento económico y garantizar un desarrollo sostenible y planificado.

“Nada ni nadie me van a impedir que ponga los intereses de Panamá primero y les aseguro que continuaré luchando con cada gota de energía que tenga para asegurarme que los próximos Presidentes de la República que acudan a rendir cuentas ante esta Asamblea, vengan a representar y defender los intereses de la Nación panameña por encima de todo”, indicó.

Además, el jefe del Ejecutivo hizo un llamado a la reconciliación, al destacar que así “como los panameños lograron reconciliarse durante la transición de la dictadura a la democracia, en la que se cometieron graves violaciones de los derechos humanos, podemos reconciliarnos para consolidar una democracia funcional”.

En esa línea, destacó que para que haya reconciliación también tiene que darse el arrepentimiento y reconocimiento de las faltas cometidas. “Vamos a cerrar ese capítulo oscuro de nuestra historia y avanzar unidos como un solo país”, afirmó.

“He venido a fortalecer y respetar las instituciones, pero pueden tener la certeza que usaré el poder que me atribuye la Constitución y la Ley para que las cosas funcionen y se haga justicia”, señaló.

Igualmente, manifestó que  “estamos en un punto crucial en la historia de nuestro país y nos enfrentamos a un gran reto como gobierno y como ciudadanos”.

Varela hizo énfasis en que la clase política debe evitar el contacto con personas que puedan andar en pasos equivocados. “Tengo que compartir con ustedes mi preocupación porque durante los últimos meses hemos visto a miembros de la clase política y personas allegadas a estos en situaciones muy delicadas”, reflexionó.

A sus ministros, el Presidente pidió comunicar mejor los logros de su gestión, continuar fortaleciendo la institucionalidad del país y agilizar el paso para cumplir con el pueblo panameño.

El Gobernante indicó que escucha los aplausos y las críticas, y afirmó que está totalmente enfocado cumplir con todos los compromisos que hizo en campaña.

“Mi gobierno será muy parecido a mi campaña política y mi vida pública, llena de luchas y sacrificios. Yo no heredé capital político, lo gané recorriendo los barrios y comunidades de mi hermoso país, al cual no le voy a fall