Ministros de Relaciones Exteriores, de Comercio, y altos representantes de los gobiernos de 14 países concluyeron este miércoles la VI Reunión Ministerial Caminos a la Prosperidad en las Américas, con la adopción de un plan de acción regional y la acogida de Trinidad y Tobago como nuevo miembro pleno.

El plan de acción se sustenta en cuatro pilares relacionados con el empoderamiento de la micro, pequeña y mediana empresa, la facilitación del comercio y la competitividad regional, la promoción de una fuerza laboral moderna y las prácticas empresariales sostenibles y cooperación medioambiental.

La reunión ministerial permitió intensificar los esfuerzos conjuntos para promover el desarrollo económico sostenible, de forma tal que los beneficios del crecimiento económico sean mejor distribuidos, además se proyectó como la plataforma para el intercambio de experiencias y escenario para continuar avanzando hacia un crecimiento económico inclusivo, con prosperidad y desarrollo sostenible.

En las conclusiones de la reunión, se planteó la obligación de buscar apoyo financiero y económico entre los países miembros, los organismos multilaterales y el sector privado, para implementar políticas innovadoras y mejores prácticas que puedan ser resaltadas en los intercambios de la iniciativa.

Se propone mantener e intensificar el dialogo con todos los actores sociales en particular los gobiernos, el sector privado, el sector laboral y la sociedad civil para facilitar, a nivel regional o del país, el intercambio de ideas, mejores prácticas y recomendaciones que permitan generar más empleos y aumentar los ingresos de los países miembros, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

Intensificar esfuerzos y la participación de todos los países del Hemisferio occidental, comprometidos con los objetivos de la iniciativa y los valores de la democracia para promover el desarrollo sostenible, la inclusión social y financiera y prosperidad en todos los sectores de la sociedad, mediantes la promoción de políticas innovadoras.

Los ministros participantes agradecieron la colaboración de los representantes del Comité tripartito, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de los Estados Americanos a quienes solicitaron que continúen apoyando el esfuerzo para propiciar espacios que promuevan el intercambio de mejores prácticas, lecciones aprendidas, brindar asistencia técnica y de investigación, y para descubrir posibles fuentes de financiamiento para la implementación de políticas innovadoras que promuevan el desarrollo sostenible.

Por otro lado, acordaron promover el diálogo entre gobierno, las instituciones financieras internacionales, el sector privado, la sociedad civil, la academia y demás actores sociales para crear un clima de negocios que fomente el crecimiento económico sostenible y prosperidad para todos.

Aclararon la importancia de buscar nuevas formas de identificar y potenciar soluciones innovadoras de impacto que tengan el efecto catalítico necesario para generar crecimiento.

Para lograr los objetivos trazados por el grupo ministerial, se desarrollarán planes de acción para continuar con la difusión de las mejores prácticas a fin de impulsar el acceso al mercado, la modernización, la innovación tecnológica y el acceso a los mecanismos financieros y de crédito a la macro, pequeña y mediana empresa.

En el tema de empoderamientos de las micro y pequeña y mediana empresa, se acordó