El atractivo que ha generado Panamá en el mundo, ha llamado también la atención de los inversionistas de Catar, quienes están interesados de abrir una refinería en Puerto Armuelles, según explicó al ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Núñez Fábrega, el embajador de Panamá en ese país, Javier Arias. A juicio de Arias, ha sido importante estrechar lazos con esta nación de Medio Oriente y sobre todo abrir una embajada en Marruecos para tener un poco más de acercamiento con la diplomacia árabe.

“Es la primera vez que Panamá se torna hacia el Oriente Medio como un socio de inversión. La cultura árabe es muy pausada. Con nosotros fue algo distinto. Abrimos la embajada por primera vez y en menos de un año ellos hicieron lo propio en nuestro país”, precisó Arias.

A su parecer, Catar necesita un país como Panamá, que tiene una localización geográfica importante, que le puede dar un prestigio internacional, ya que somos unos jugadores internacionales en temas de logística y tienen mucho capital de inversión. Las empresas más importantes de Catar están relacionadas al petróleo y gas, en rubros de minería, bienes raíces y de seguridad alimentaria y poseen fondos multimillonarios. Las declaraciones del diplomático se dieron, luego de un encuentro con el canciller Núñez Fábrega con el cual abordaron temas de importancia para el país.