Atendiendo a la invitación del Presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, el Presidente de la República de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, realizó una visita oficial a la Provincia de Chiriquí, para sostener en el día de hoy viernes 7 de octubre, una Reunión Binacional de Jefes de Estado y Autoridades de Seguridad y Migración en Boquete, presidida por ambos mandatarios, a fin de coordinar y priorizar acciones conjuntas en relación con los flujos migratorios irregulares que afectan la región y combatir el narcotráfico y otras modalidades delincuenciales del crimen trasnacional.

Al finalizar el Encuentro, ambos mandatarios adoptaron el siguiente comunicado conjunto:

Los Presidentes dieron inicio a la jornada de trabajo convencidos de la necesidad de aumentar la coordinación inter-agencial, a nivel estratégico y operativo entre los estamentos de seguridad, migración e inteligencia de ambos países, para enfrentar los principales desafíos en materia de flujos migratorios irregulares y amenazas comunes a la seguridad ciudadana a nivel local, en el área transfronteriza y en el ámbito regional, como lo son: el narcotráfico, el tráfico de armas y seres humanos, así como otras modalidades del crimen trasnacional.

Los Ministros de Seguridad de Panamá y Costa Rica dieron inicio a las discusiones técnicas desarrollando presentaciones sobre sus respectivos planes, programas y estrategias nacionales de seguridad, al igual que las estadísticas criminales y los recursos con que ambos países cuentan en términos de presupuesto, personal, equipamiento y cooperación internacional para prevenir y combatir la delincuencia y el crimen organizado.

La delegación de Panamá propuso la designación de un oficial de enlace costarricense ante el Centro interagencial de seguridad panameño, responsable de facilitar el intercambio de información de inteligencia para la coordinación de esfuerzos operativos contra el narcotráfico y el crimen organizado. La delegación de Costa Rica acogió con interés dicha propuesta.

Seguidamente, las delegaciones de Panamá y Costa Rica sostuvieron un intercambio sobre las perspectivas, experiencias y medidas adoptadas por sus Autoridades para gestionar los grandes desplazamientos de migrantes extra-regionales que están afectando la región, los cuales se encuentran principalmente motivados por razones socio-económicas.

En ese sentido, ambos mandatarios reafirmaron el compromiso de sus respectivos gobiernos de continuar desarrollando esfuerzos de manera conjunta a nivel regional para garantizar una atención humanitaria al migrante y combatir las redes dedicadas al tráfico ilícito de seres humanos.

Adicionalmente, convinieron en realizar gestiones conjuntas ante terceros países para:                       1. Explorar la posibilidad de identificar  aquellos que estén dispuestos a darle acogida a grupos de migrantes a fin de coordinar su reubicación voluntaria en condiciones seguras y garantes de derechos humanos

2. Promover un mayor intercambio de información que permita facilitar la identificación de  estos migrantes.

3. Impulsar la creación de un fondo de contribuciones voluntarias a ni