Un reconocimiento a los mecanismos establecidos por Panamá con los cuales ha logrado avances significativos en la adopción de medidas para combatir el tráfico y la trata de personas, fue hecho por el embajador Luis CdeBaca, responsable estadounidense de la Oficina de Vigilancia y Lucha contra la Trata de Personas, en el desarrollo de una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Núñez Fábrega.

Durante el encuentro, el canciller Núñez Fábrega, quien culminó una visita oficial de tres días a Washington, informó al embajador CdeBaca que Panamá creó el año pasado una comisión nacional para la trata de personas que impulsa programas de prevención, protección y asistencia a las víctimas de este delito. Esta es una política de Estado que comprende también la persecución, investigación y enjuiciamiento a los tratantes y la judicialización de los casos, junto con la adecuación penal y judicial de acuerdo a los convenios internacionales en la materia, explicó el ministro Núñez Fábrega.

“El embajador CdeBaca reconoció que, en estos momentos, Panamá no tiene mayores problemas con la trata de personas por los mecanismos que se han establecido para controlar ese flagelo”, dijo el ministro Núñez Fábrega.

Panamá tiene actualmente 13 casos de trata de personas y delitos conexos de los cuales hay dos llamamientos a juicio y los otros están en trámite. El jefe de la diplomacia panameña se reunió también con Elizabeth Hopkins, encargada de la Oficina del Subsecretario de Población, Refugiados e Inmigración, con quien abordó temas relativos al movimiento migratorio y la situación de los refugiados extranjeros dentro del territorio nacional.

El ministro Núñez Fábrega, también se reunió con Iliana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, en sus oficinas del Rayburn House Office Building cerca del Capitolio. Con la representante Ros-Lehtinen, republicana por el Distrito 27 de Florida, el canciller panameño conversó sobre la próxima Cumbre de las Américas, de la cual Panamá es anfitrión en el 2015, y temas de la agenda política latinoamericana.

El canciller Núñez Fábrega se había reunido antes con el Secretario de Estado, John Kerry, con quien abordó lo relativo al proceso electoral en marcha en Panamá. Al respecto, Kerry dijo que Estados Unidos respalda los esfuerzos del Gobierno de Panamá “por realizar un proceso democrático y transparente”.

“Panamá es una Nación muy importante debido a sus intereses, sus valores y específicamente su posición. Apreciamos todos sus esfuerzos, y estamos muy contentos de tenerlo como un gran socio”, resaltó el Secretario de Estado. Kerry también se comprometió en la limpieza de armas químicas de la Isla San José que permita al país salir de la lista de este tipo de artefactos sin detonar que mantiene la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) de las Naciones Unidas.

El canciller Núñez Fábrega señaló que, en lo referente a la limpieza de armas químicas en la Isla San José, existe un acuerdo pactado con Estados Unidos y que lo tratado con Kerry es el compromiso de que ese proceso se realice lo más pronto posible.

Durante su visita oficial a Washington, el ministro Núñez Fábrega se reunió co