Con el compromiso de recomendar una profunda evaluación de estrategias y la ejecución de políticas que promuevan la integración de las infraestructura y la logística, a fin de identificar prácticas más eficientes que aumenten la competitividad de los sectores económicos de los países de la región, concluyó en ciudad de Panamá, la VIII Reunión de Ministros Iberoamericanos de Infraestructura y Logística, en el marco de la XXIII Cumbre Iberoamericana.

En una declaración conjunta denominada “Infraestructura y Servicios Logísticos como factores Estratégicos de Competitividad”, los ministros, viceministros y altos funcionarios de la región vinculados al sector logística e infraestructura, coincidieron en la necesidad de promover un desarrollo multimodal que permita dar valor agregado a zonas de apoyo logístico, y a la vez que contribuya a la prestación de servicios de la cadena de suministros. El ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, aseguró que el encuentro sirvió como “marco apropiado para el logro de nuestra aspiración común, de promover el desarrollo de políticas y estrategias para el fortalecimiento del sector logístico y de infraestructura”.

Durante el evento, los participantes -explicó el ministro Quijano- manifestaron la necesidad de fortalecer el intercambio de experiencias entre las administraciones públicas encargadas de la gestión de infraestructura, a fin de aplicar mejores prácticas que incidan positivamente en los servicios de transporte sobre la competitividad, y la integración de los planes de logística e infraestructuras, planificación, a medio y largo plazo. Por otro lado, se planteó la necesidad de implementar en los países de la región ventanillas únicas que permitan aumentar la competitividad y mejorar la eficiencia en los trámites y procesos administrativos, para mayor efectividad de los servicios logísticos.

El ministro Quijano dijo que el encuentro hubo un dialogo político fructífero, que permitirá a los países de la región continuar con la promoción de mecanismos de cooperación que permitan alcanzar metas que surgen de la “visión conjunta que tenemos los países iberoamericanos”. “Para que avancemos en el rumbo que nos hemos trazado para el desarrollo de nuestros sistemas logísticos e infraestructura, corresponde a cada uno de nuestros gobiernos aplicar las recomendaciones que ha surgido del consenso”, reiteró el ministro Quijano, al destacar que las recomendaciones redundan en beneficio de todos los países de la región.

Argumentó que el transporte y la logística tienen un papel determinante en el desarrollo económico y en las condiciones de bienestar, “en la medida en que son factores claves para la mejora de la competitividad y la generación de empleo y riqueza”. El ministro Quijano explicó que el desarrollo de las infraestructuras de transporte y su integración con la logística son determinantes para la competitividad y, en consecuencia, son un factor para aumentar la actividad económica y el crecimiento.

Añadió que el encuentro fue una valiosa oportunidad para intercambiar puntos de vista con los principales actores del tema logístico, como Banco Mundia