Al darle la más cálida bienvenida en nombre del Gobierno Nacional, me es grato expresarles a todos nuestros sinceros votos por un feliz y provechoso resultado en los trabajos que hoy inician. Quiero agradecer igualmente a los distinguidos miembros de los gremios empresariales nacionales, entidades autónomas, instituciones gubernamentales y académicas de nuestro país, en particular a los representantes de las cámaras de comercio provinciales que nos honran con su presencia, acercamiento que consideramos un paso positivo para el desarrollo de nuestro potencial en las áreas productivas del país.

Gracias a la ALADIy la Cepal por acompañar a Panamá en este nuevo paso tendiente a materializar un importante objetivo nacional: hacer de ALADI un tema nacional y no solo un instrumento de calidad internacional, con vista a profundizar nuestra participación en el proceso de integración regional, a todos los niveles. Me complace dar la bienvenida al distinguido panel de expertos, generadores de opinión que hoy, con conocimientos y experiencias, nutrirán una discusión de actualidad y relevancia para nuestro país.

Con esta visión, concebimos este encuentro nacional con la participación de los sectores productivos panameños, gremios empresariales e instituciones de gobierno vinculados a la agenda de integración, con el propósito de abordar, desde distintas ópticas, el impacto del proceso de integración de Panamá en el marco de Aladi y cuyas reflexiones deben constituirse en insumos que enriquezcan la acción de país en el marco de este foro.

Me gratifica reiterar, señor secretario general, el agradecimiento de panamá, por el incondicional apoyo ofrecido por los países miembros y la asociación, para facilitar el cumplimiento de la hoja de ruta que nos hemos trazado con miras a formalizar nuestra presencia en dicho órgano de integración regional.

Deseo compartirles que, en octubre de 2011, cuando se sancionó la Ley n°76, por la cual se aprueba el tratado de Montevideo de 1980, que instituye la asociación latinoamericana de integración (Aladi), advertimos el arribo de nuevas oportunidades y los réditos que se derivarían de este nuevo instrumento, porque sin duda, posibilitará la expansión de las exportaci