El Gobierno Nacional no cederá un ápice su soberanía en el caso del buque Doria de bandera panameña, detenido en octubre pasado, y espera que las autoridades ecuatorianas liberen la nave y su tripulación para que sea repatriada a Panamá, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Núñez Fábrega.

El jefe de la diplomacia panameña, acompañado de la viceministra Mayra I. Arosemena, explicó a la prensa nacional e internacional, que la Cancillería ha realizado todas las gestiones en los términos establecidos, sin embargo la respuesta de Ecuador que debió tomar 24 horas se ha dilatado casi un mes.

“Nosotros enviamos a la vicecanciller a entrevistarse con las más altas autoridades de la República del Ecuador y le dieron a entender diáfanamente, que esto está ligado a una nueva petición que están formulando para que se cancele, se revalúe el asilo político dado al exlegislador Galo Lara y por lo tanto tenemos que asumir que hay un vínculo directo con la devolución del barco”, señaló el ministro Núñez Fábrega.

“Si este no es el caso, este es el momento en que la República de Ecuador puede devolver el barco a nuestra jurisdicción y nosotros gustosamente pediremos las disculpas por el mal entendido”, acotó el canciller panameño.

“La posición panameña es que si ha habido un mal entendido sobre un vínculo entre la retención del barco con la nueva solicitud que Ecuador está presentando, este es el momento de entregar el barco, no se requieren más papeles, solo tienen que liberar el barco para su inmediata repatriación”, dijo el ministro Núñez Fábrega.

“En la historia de Panamá no ha habido una sola instancia en la cual Panamá ha cancelado un asilo político una vez dado, no es este presidente ni este canciller los que van a romper esta historia, pueden tenerlo de seguro”, precisó el canciller Núñez Fábrega.

El ministro reiteró además la tradicional política de asilo de Panamá para ciudadanos que no cuentan con el pleno derecho ante la ley en sus países de origen y recordó que a Galo Lara ya se le había otorgado el asilo cuando se emitió la condena, luego de que en primera instancia, había sido declarado inocente.

Esto es un tema eminentemente jurídico, ellos han violado una norma de los cuales los dos somos signatarios, eso no está sujeto a interpretación política, ellos no pueden retener un barco en aguas internacionales y vincularlo a un asilo político.

En el caso que siga la negativa del Ecuador hay diferentes procesos tanto políticos como jurídicos que se pueden llevar adelante, tenemos instancias jurídicas internacionales ante la que podemos denunciar al Ecuador por malas prácticas, violatorias de normas internacionales, indicó por su parte el Director General de Asuntos Jurídicos y Tratados de la Cancillería panameña, Vladimir Franco.

Por su lado, el director general de Política Exterior, Floreal Garrido, indicó que “políticamente ya se ha actuado, la Cancillería ha llamado a consultas a su embajador como un acto de franca protesta ante la negativa del Ecuador”.

“Primero hay que agotar los recursos legales, antes de adoptar