El Gobierno Nacional reconoce el modelo cooperativo como un importante factor de desarrollo social y económico, que contribuye a la erradicación de la pobreza, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores, Roberto C. Henríquez al inaugurar en representación del Presidente de la República, Ricardo Martinelli Berrocal, la II Cumbre Cooperativa de las Américas que reúne en Panamá a representantes de más de mil 500 cooperativas del continente.

“Las cooperativas favorecen una economía democrática, centrada en las personas, respetuosa del medio ambiente, promueven la justicia social y una globalización justa y desempeñan un papel cada vez más importante en equilibrar las preocupaciones económicas, sociales y ambientales”, destacó el Canciller Henríquez.

El Jefe de la Diplomacia panameña anunció que el Gobierno Nacional proyecta para este año el inicio de la construcción del primer centro de estudios cooperativos con lo último en tecnología para brindar a los latinoamericanos, especialmente jóvenes, la oportunidad de capacitarse en liderazgo, administración, gerencia, finanzas y valores cooperativos.

El Ministro Henríquez manifestó la satisfacción del Gobierno Nacional de que Panamá haya sido escogido como sede del evento más importante del cooperativismo regional que bajo el lema “Las cooperativas: Desarrollo Sostenible con Equidad Social” se celebra en el marco del Año Internacional de las Cooperativas, declarado por la Organización de las Naciones Unidas.

Panamá, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, se convirtió en uno de los 55 países que votaron a favor de la iniciativa de la ONU y el Presidente de la República, Ricardo Martinelli, en el primer mandatario de América Latina en oficializar la celebración del 2012 como Año Internacional de las Cooperativas, mediante el Decreto Ejecutivo No. 55 de 3 de mayo 2011.

En Panamá más de 260 mil asociados participan en 580 cooperativas, con 1,600 millones de balboas en activos, generan más de 7 mil 500 puestos de trabajo y 25 mil empleos indirectos.

El Estado cumple con el deber constitucional de fomentar y fiscalizar las cooperativas, a través del Instituto Panameño Autónomo Cooperativo (IPACOOP), principal impulsor del cooperativismo en el país.

Con la presente administración se ha incrementado en 45% el número de cooperativas juveniles, se han creado 550 granjas familiares autosostenibles, y las cooperativas del sector agropecuario se están transformando en agroindustrias, convirtiéndose en empresas exportadoras del año y rompiendo récord en los rubros que producen.

En materia de educación, por primera vez la Universidad de Panamá imparte una maestría en cooperativismo, capacitando a más de 350 gerentes y directivos a través de diplomados, mientras un grupo de 50 cooperativistas recibió formación empresarial en la Escuela de Negocios más importante de Centroamérica, el INCAE.

Acompañaron en esta ceremonia de inauguración la Directora Ejecutiva de IPACCOP, Ana Giselle Rosas de Vallarino; el Presidente de la Asamblea de Diputados, Héctor Aparicio; el Presidente del Parlamento Latinoamericano, Elías Castillo, representantes del sector cooperativo panameño, la presidenta de Alianza Cooperativa Internacional, Pauline Green, entre otras personalidades del mundo del cooperativismo contin