San José, 28 de junio de 2017. La seguridad ciudadana, un mecanismo ágil para el tránsito de los participantes de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ, así como el fortalecimiento institucional, son parte de las prioridades de Panamá durante su presidencia pro tempore del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), expresó la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado.

En el mensaje a sus pares durante la Reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA,  que celebra en Costa Rica, de Saint Malo de Alvarado afirmó que Panamá  fungirá como ente coordinador y facilitador entre los Gobiernos y los Órganos e Instituciones del Sistema, propiciando el desarrollo continuo de la agenda de integración regional, a fin de revisar y definir  conjuntamente las prioridades de trabajo, alineadas con las necesidades de la población centroamericana.

Destacó que con miras a la celebración de la JMJ en Panamá en el 2019, la región debe trabajar en la agilización de procesos aduaneros y migratorios en todos los países, así como la seguridad de los participantes durante su tránsito por los territorios de los miembros del SICA.

En relación a la Presidencia Pro Tempore que Panamá ostenta para el segundo semestre del 2017, de Saint Malo de Alvarado indicó que el país ha estado trabajando hace meses para afrontar este reto.

“Reconocemos el trabajo que se ha realizado y esperamos continuar en ese camino en los próximos meses. La agenda es ambiciosa por lo que es nuestra intención concentrar los esfuerzos en aquellos temas en los que sea posible obtener resultados concretos a corto plazo”, aseguró.

Convenio con El Salvador

En el marco de la Reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA, los Gobiernos de Panamá y El Salvador suscribieron un convenio que permitirá establecer servicios aéreos regulares mixtos entre los territorios de ambos países.

El acuerdo, que lleva la firma de la canciller de Saint Malo de Alvarado y su par salvadoreño Hugo Martínez Bonilla, se logra tras un proceso de negociaciones de 10 años entre las autoridades de Aeronáutica de ambos países.

“Este convenio amplía las posibilidades de reforzar los intercambios  aéreos entre ambos países, y se suma a los más de 15 instrumentos ya vigentes, entre los que se destacan el Acuerdo para Evitar la Doble Imposición por la Explotación de Aero