La Primera Dama y Embajadora Especial de ONUSIDA, Lorena Castillo de Varela sustentó este viernes en la clausura de la Reunión de Alto Nivel sobre la lucha contra el VIH/SIDA de las Naciones Unidas, que la asignación de mayores recursos es clave para cumplir con el objetivo de eliminar la epidemia.

Castillo de Varela durante su intervención en  la Asamblea General presentó las conclusiones  del “Panel: Financiación de la final del SIDA: la ventana de oportunidad”, destacó que el compromiso mundial para acabar con el SIDA como una amenaza para la salud pública para el año 2030 no se puede cumplir sin mayor financiación.

La Primera Dama quien copresidió este Panel el pasado jueves junto al Presidente de Burkina Faso, Roch Marc Cristiano Kaboré, detalló que entre las conclusiones que una mayor inversión en la respuesta al SIDA se necesita una inversión  frontal en los próximos cinco años para llegar a los 26.2 billones de balboas en 2020 en los países de bajo y mediano ingreso. Los gobiernos y los asociados para el desarrollo deben aumentar sus inversiones para cerrar la brecha de los casi 7 billones de balboas entre los recursos disponibles en 2014 para el VIH y el tope de 2020 a fin de evitar una crisis de financiación que se avecina.

Esta inversión adicional, dijo Castillo de Varela permitirá al mundo cumplir con los objetivos de 2020  que son provisionales en el camino para poner fin a la epidemia del SIDA como una amenaza de salud pública mundial en el año 2030.

“Se debe invertir los fondos existentes y nuevos sabiamente en la rápida expansión de los servicios de tratamiento y prevención, a través de programas y servicios más eficientes y eficaces. Lo importante no es solamente de donde viene el dinero  sino donde se invierte”, remarcó Castillo de Varela.

En Panel detalló la también Embajadora Especial de ONUSIDA para América Latina, se destacó la importancia de que los países desarrollados puedan respaldar financieramente a otros países que tienen la voluntad pero no la capacidad financiera para acabar con el VIH/SIDA.

Se pusieron de relieve otros factores críticos para la sostenibilidad de la respuesta, incluyendo la producción local de medicamentos antirretrovirales en África, la mejora en la adquisición de materias primas a través de las negociaciones de precios y el acceso y la asequibilidad de los productos farmacéuticos modernos en todos los países.

Además, el Panel pidió para financiar plenamente las necesidades de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, usuarios de drogas inyectables, los trabajadores sexuales, personas transgénero y los presos, especialmente a los jóvenes, entre ellos, con un enfoque especial en las mujeres jóvenes y las adolescentes; invertir en las comunidades; y la ampliación de las asociaciones público-privadas.

Se destacó con fuerza que el costo de la inacción para los individuos, las comunidades, los países y regiones era demasiado alto y que el mundo no podía permitirse