Autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores participaron en la conmemoración del 183 aniversario del fallecimiento del Libertador Simón Bolívar, organizada por la Sociedad Bolivariana de Panamá, con sede en el Palacio Bolívar.

La ceremonia inició con la colocación de ofrendas florales en el busto del Libertador ubicado en el Mirador del Palacio Bolívar, con la asistencia de la viceministra encargada de Relaciones Exteriores, Candice Williams De Roux, y los directores generales embajadores Floreal Garrido de Política Exterior y Miguel Lécaro, de Protocolo y Ceremonial del Estado.

La viceministra encargada destacó el legado de unión latinoamericana de Bolívar expresado en aquel histórico Congreso Anfictiónico de 1826, celebrado en la Sala Capitular, ubicada en el Palacio Bolívar, actual sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En el acto la embajadora de la República Bolivariana de Venezuela en Panamá,Elena Alicia Salcedo, dijo que hay que continuar contribuyendo al sueño de Bolívar de unidad latinoamericana.

Posteriormente, en la sesión solemne en la Sala Capitular, la oradora de fondo, la embajadora Representante de la Organización de Estados Americanos en Panamá, Abigail Castro de Pérez, presentó la conferencia magistral titulada “La instrucción es la felicidad de la vida”.

La embajadora Castro de Pérez compartió un análisis sobre el pensamiento y las acciones de Simón Bolívar en la educación, como fuente de ciudadanía.

“Bolívar tenía una gran fe en el poder transformador de la educación. La educación abre el camino a la transformación del hombre, al progreso, a la convivencia. Es urgente, en consecuencia, emprender, impulsar, estimular, la ardua tarea educativa, capaz de formar seres humanos capacitados, hábiles, virtuosos y convertidos en ciudadanos libres”, señaló la oradora.

La función primera de la educación, por tanto, es crear ciudadanía, añadió Castro de Pérez, al tiempo que propugnó por una educación inclusiva que garantice las competencias necesarias para la incorporación productiva del individuo en el mundo del trabajo y la ciudadanía.

La Representante de la OEA en Panamá, indicó que en América Latina se precisa ponderar con mayor realismo, en metas educativas como valorizar la identidad de nuestras culturas; establecer una educación para transformar a la sociedad, desarrollar una educación pública de calidad con equidad y entender que el carácter público no solo corresponde al Estado, sino al conjunto de la sociedad.

Según la OEA, la UNESCO y la CEPAL, en la región en el 2015, un total de 12 millones de menores de 15 años no culminarán la escuela primaria.

El sueño de Bolívar de que los pueblos ejerzan una completa libertad de expresar su pensamiento, de ejercer el derecho a la educación y la cultura, de escoger libremente a sus gobernantes y de disponer de las riquezas del suelo que les es propio, es una aspiración actual, puntualizó la representante de la OEA.

Bolívar promovió la elevación del nivel moral y educativo tanto de seres humanos como de las naciones, que encamina a la grandeza y a la prosperidad.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte-Andrade y Blanco, nació el 24 d