Con la apertura del Foro No a la Trata de Personas  y el firme compromiso del Gobierno  del Presidente Juan Carlos Varela  Rodríguez, de luchar denodadamente contra este delito internacional, continuaron las actividades  destinadas   a generar conciencia  sobre este flagelo en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.
La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores, Isabel de Saint Malo de Alvarado,  indicó que como ejecutora de la política exterior panameña, la Cancillería considera necesario redoblar esfuerzos en materia de cooperación internacional para combatir este delito.  En el plano nacional, formuló un firme llamado a la sociedad civil y al sector privado a trabajar en conjunto a fin de establecer  mecanismos efectivos que contribuyan a los esfuerzos  que el gobierno ha emprendido en el fortalecimiento institucional  sobre la materia.
Se trata de cambiar la imagen  de Panamá,  que pese a contar con un Plan Nacional contra la Trata de Personas, registra un índice de observación por parte de las Naciones Unidas, por la debilidad del sistema en la persecución del delito y la atención a las víctimas.  En este sentido, el Gobierno Nacional activará los cinco ejes primordiales del Plan: sensibilización y concienciación para la prevención;  protección y atención a víctimas;  persecución del delito;  cooperación internacional; y  seguimiento y monitoreo.
En su oportunidad, el Presidente de la Asamblea Nacional,  Adolfo Valderrama, reiteró la disposición de ese organismo del Estado de actualizar la penalización en ese tema específico que resulta prioritario para asegurar la calidad de vida de los panameños y de los extranjeros que residen o transitan por territorio nacional.  La Ley 79 de 2012 impone penas de 6 a 30 años dependiendo del delito relacionado a la Trata de Personas.
Por su parte,  el Representante Regional de la Oficina de las Naciones Unidas  contra  la Droga y el Delito  para Centroamérica y el Caribe, Amado Phillip de Andrés,  destacó los esfuerzos del Gobierno panameño en la lucha contra la Trata de Personas y el tráfico ilícito de migrantes. De Andrés valoró las iniciativas adoptadas para  convertir a Panamá en un Hub de Seguridad tanto para nacionales como para extranjeros,  de promover a través de la Cancillería, la cooperación internacional para combatir ese delito, así como el establecimiento del primer Centro de Excelencia de Estadísticas  sobre  el crimen y la droga, la  instalación  de la Comisión Nacional contra la Trata de Personas