En el marco de la XLII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), el presidente Ricardo Martinelli, firmó un convenio de financiación no reembolsable con la Unión Europea por aproximadamente 39 millones de balboas (28 millones de euros) para apoyar la seguridad pública en el país. El acto que se realizó en el salón Paz del Palacio de Las Garzas, fue precedido por una reunión privada entre el mandatario panameño y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y de un encuentro bilateral en el que trataron temas de interés para Panamá y los estados miembros de esa comunidad.

Tras la firma del importante convenio, el presidente Martinelli destacó que la ayuda económica otorgada por la Unión Europea será utilizada en equipamiento y mejoramiento de las estructuras de seguridad en el país. Martinelli dijo que “Panamá tiene una lucha frontal contra el narcotráfico, el narcolavado y una serie de actividades delictivas que perjudican la estabilidad de todos nuestros países”.

Por esa razón, agradeció a la Unión Europea el apoyo y toda la cooperación que han ofrecido al país. El Presidente informó que durante la reunión bilateral con el presidente de la Comisión Europea se tocaron diversos temas de interés, entre ellos: el incremento de los lazos comerciales, ya que esa comunidad del viejo continente es el mayor inversor en Panamá y la interconexión de vuelos aéreos.

“Queremos que Panamá sea un puerto de entrada no solo para invertir aquí sino para toda Latinoamérica, que las inversiones europeas entren vía Panamá, que las empresas multinacionales europeas que se establezcan en Panamá desde aquí atiendan al resto de la comunidad latinoamericana”, acotó el jefe del Ejecutivo. Además dijo que manifestó a Durao Barroso su inquietud de que Panamá sea el único país de Latinoamérica que no tiene representación permanente en la Comunidad Europea, por lo que el alto directivo se comprometió a llevar ese tema ante las instancias correspondientes. De acuerdo con el mandatario, la Comunidad Europea es el mayor inversor que tiene la República de Panamá y esa región del mundo es el segundo destino de todas las exportaciones panameñas. El encuentro bilateral, sirvió para ratificar los fuertes vínculos que unen a Panamá con la Unión Europea y sus Estados miembros. “Panamá ha sido testigo de un gran desarrollo en los últimos años, se ha recorrido un largo camino y le felicito por su presidencia y me alegro que la Unión Europea haya formado parte de este progreso y le aseguro que seguiremos trabajando codo con codo para mantener el mismo dinamismo en el futuro”, dijo Durao Barro a Martinelli.

Luego de compartir la visión sobre el proceso de integración centroamericana, sobre todo tras el ejercicio de la Presidencia Pro Témpore por parte de Panamá, Martinelli y Durao Barroso también abordaron temas de gran interés como los avances en la implementación del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, después de su entrada en vigencia de forma provisional el 1 de agosto de 2013 para la mayoría de los países centroamericanos.

“Queremos consolidar nuestra relación regional con América Central a través de nuestro compromiso de seguir ayudando a mejorar la situación de seguridad y cooperar en la lucha contra todo tipo de tráfico, especialmente el narcotráfico que es una amenaza a nuestra sociedad y juventud”, dijo el presidente de la UE. También se conversó sobre los notorios progresos que ha realizado Panamá en la lucha contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, y el reconocimiento de la Comisión Europea sobre la gestión del país para ser excluido del listado de terceros países no cooperantes. Es importante destacar que la visita del Presidente de la Comisión Europea fue propicia para realizar la firma del Convenio de Financiación del Proyecto de Apoyo a la Seguridad en Panamá, el cual se ejecutará con fondos de cooperación no reembolsable por un monto de 28 millones de euros. Este proyecto tiene como objetivo mejorar la convivencia y la seguridad ciudadana en Panamá, proporcionando un apoyo estratégico a los recientes esfuerzos para crear Estrategia País de Seguridad Ciudadana (EPSC), la cual se ha establecido como marco institucional sólido y permanente frente a los actuales retos de seguridad.

“La seguridad es una prioridad en nuestra cooperación bilateral y quiero agradecer al presidente Martinelli el apoyo en los principales desafíos regionales como es el tema de seguridad, esto es importante para nosotros en Europa y apoyamos sus esfuerzos, un ejemplo es el importante acuerdo que acabamos de firmar para reforzar la seguridad ciudadana en el país que pone importantes recursos en Panamá para contribuir al esfuerzo en el marco de su estrategia para la seguridad ciudadana”, destacó. El proyecto se ejecutará por un período de seis años, en