El Gobierno de la República de Panamá inicia hoy los primeros envíos de asistencia humanitaria a la República de Cuba, tras las devastadoras afectaciones que dejó el paso del Huracán Irma por la isla.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, como ente encargado de articular la ayuda que Panamá recibe y transfiere hacia y desde la comunidad internacional, convocó a representantes de la Fuerza de Tarea Conjunta y otras instituciones involucradas en la operación, a fin de asegurar una rápida y efectiva respuesta para la población cubana.

La Viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Luisa Navarro, presidió el encuentro en el que participaron altos representantes del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Ministerio de Ambiente, Autoridad Marítima de Panamá (AMP) y el Ministerio de la Presidencia de la República.  Durante el mismo, se definió el tipo de respuesta que el Gobierno panameño estará otorgando, según las necesidades de la población cubana, así como los mecanismos de adquisición y traslado de esta ayuda.

Tras la reanudación de los vuelos de Copa Airlines, aliado en esta operación, este martes partieron tres aviones hacia la Habana, con unas 4,800 libras de ayuda que consiste en artículos de higiene, sábanas, alimentos, entre otros.

El miércoles al medio día, zarpará desde Colon Container Terminal, una embarcación con cinco contenedores hacia el Puerto de Mariel, con unas 100 mil libras de arroz, 50 mil libras de aceite, y más de 31 mil libras en alimentos.

Así mismo, para la próxima semana se organiza la carga de una embarcación cubana con unos 15 contenedores adicionales que trasladarán miles de colchones, artículos de higiene, sábanas, frazadas, artículos de cocina, alimentos, maderas, luminarias, bidones de agua, y otros ítems de primera necesidad, hacia el puerto de Santiago de Cuba.

En días pasados, con el apoyo de la aerolínea panameña, el Gobierno panameño realizó la entrega de ayuda humanitaria a la isla de San Martín,