Con la participación de 30 niños, niñas y adolescentes entre 12 a 17 años, por primera vez la República de Panamá abre un espacio permanente para la participación de niños, niñas y adolescentes con la finalidad de recibir sus opiniones y aportes al pleno ejercicio de sus derechos.  Este mecanismo de consulta servirá de base para la elaboración de Informes ante el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas y el consiguiente proceso de seguimiento a sus recomendaciones.

Al dar la bienvenida a los niños, niñas y adolescentes participantes en el acto celebrado en la Cancillería, el Director General de Organismos y Conferencias Internacionales, Max López Cornejo, resaltó la importancia de su presencia en este proceso por ser protagonistas en el primer mecanismo de diálogo para la niñez y la adolescencia que el Gobierno realiza sobre un Informe de Panamá ante el Comité de los Derechos del Niño.

Tomando en consideración que la Convención sobre los Derechos del Niño establece que es responsabilidad de los Estados impulsar espacios de participación para la niñez y la adolescencia en temas de relevancia nacional y en las políticas públicas, el Estado panameño se ha dado a la importante tarea de generar nuevos espacios y fortalecer los canales de expresión existentes, teniendo en cuenta que el derecho de estos grupos a participar, a expresar su opinión y a ser escuchados, implica considerar la visión que tienen los niños, niñas y adolescentes sobre sus derechos y las garantías para su atención integral.

Estas acciones de participación son impulsadas por la Comisión Nacional para el Seguimiento de las Recomendaciones de Derechos Humanos, bajo la coordinación de la Dirección General de Organismos y Conferencias Internacionales de la Cancillería, en colaboración con la Secretarí